Qué son las várices: mitos y verdades

Las várices o venas varicosas se manifiestan cuando la sangre no puede fluir naturalmente por las venas del cuerpo hacia el corazón.

Cuando esto sucede, la sangre se acumula y se estanca en las venas, generalmente en las de las piernas, dándole a la piel un aspecto desagradable y antiestético.

que son las varicesComo hay mucha controversia sobre este tema, como cuáles son sus causas,  los tratamientos ideales y muchas otras preocupaciones de quienes las padecen, hoy compartimos contigo un análisis sobre los mitos más populares.

Qué son las várices: mitos y verdades

Mito 1

“Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir de várices.”

Es cierto que las mujeres son más propensas a desarrollar venas varicosas, pero pueden ocurrir en hombres y mujeres. Lo que sucede es que las mujeres siempre buscan más informaciones sobre el tema y, por lo tanto, a los primeros síntomas, acuden inmediatamente al médico para realizar un tratamiento para la prevención y el combate.

Estadísticamente, las mujeres somos más propensas a desarrollar venas varicosas, sin embargo, esto no significa que todas las mujeres las tengan o que los hombres estén exentos de tenerlas.

Mito 2

“Todas las mujeres desarrollan várices durante el embarazo.”

Sin duda este es un factor de riesgo, pero eso no significa que una mujer tenga venas varicosas por el simple hecho de estar en la etapa del embarazo. De hecho, muchas mujeres pasan por el embarazo y el parto sin desarrollar várices.

Mito 3

“Estar de pie durante largos períodos de tiempo, puede contribuir a la aparición de venas varicosas.”

Aunque no hay una evidencia científica que compruebe que permanecer en esta posición durante largos períodos de tiempo pueda promover el desarrollo de várices, lo que sí puede suceder es que una persona que esté de pie durante largos períodos de tiempo pueda tener problemas circulatorios.

Mito 4

“Las várices, como no son problemas graves de salud, no necesitan ningún tipo de tratamiento.”

En la mayoría de los casos, las venas varicosas no afectan la salud y no causan ninguna molestia o dolor, por lo que no requieren de tratamiento médico. Sin embargo, pueden ser muy desagradables y antiestéticas, afectando a la autoestima de la persona que las padece.

Es por eso que hay una serie de tratamientos, tanto de la medicina tradicional como de la medicina alternativa para prevenir y combatir las várices y ayudarlo(a) a recuperar la confianza en sí mismo(a) y su autoestima.

Mito 5

“Las várices están estrechamente relacionadas con factores genéticos.”

En este caso es una realidad. Las venas varicosas están estrechamente vinculadas a la genética. Hay muchas familias en las que hay varios miembros con esta condición, lo que denota que hay un patrón genético que colabora con su aparición.

Por lo tanto, si tus padres, hermanos o parientes cercanos tienen várices, tú también estarás propenso(a) a desarrollarlas en algún momento de tu vida. Sin embargo, esto no es automático, de hecho, hay muchas personas que si bien tienen una historia familiar de venas varicosas, no las sufren en toda su vida.

Espero que te haya resultado útil esta entrada sobre qué son las várices.

Si tienes várices, puedes elegir un tratamiento natural a base de ejercicios específicos, una dieta adecuada, un cambio en tu estilo de vida y optar por terapias naturales que minimicen su apariencia y previenan su desarrollo de una manera sencilla.

También te recomiendo que veas:

> El método natural que me ayudó a eliminar las várices

¿Te gustó esta entrada? Compártela con tus amigos:

Deja tu comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable por los datos: Carlos Seller | Autora: Silvia | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatarios: Los datos que facilitas estarán hospedados en los servidores de la empresa Banahosting | Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. | Ve la información detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *